¡Importante!

David, Ben Yosef, Har-Zion, quien escribe bajo el seudónimo de Prabhuji, es escritor, pintor y místico avadhūta. En 2011, decidió retirarse de la sociedad y adoptar una vida eremítica de silencio y contemplación. Pasa sus días en soledad, escribiendo, pintando, orando y meditando.

Prabhuji rechaza el papel de una autoridad religiosa que se le ha intentado atribuir a lo largo de los años. Aunque muchos lo consideran un ser iluminado, Prabhuji no acepta ser calificado de predicador, guía, coach, creador de contenido, persona influyente, preceptor, mentor, consejero, asesor, monitor, tutor, orientador, profesor, instructor, educador, iluminador, pedagogo, evangelista, rabino, posek halajá, sanador, terapeuta, satsanguista, psíquico, líder, médium, salvador o gurú. Se ha retirado de toda actividad pública y no ofrece sat-saṅgs, conferencias, reuniones, retiros, seminarios, encuentros, grupos de estudio o cursos.

Durante 15 años (1995-2010), Prabhuji aceptó las solicitudes de algunas personas que se le acercaron pidiendo ser sus discípulos. En el año 2010, tomó la irrevocable decisión de rechazar nuevas solicitudes. Objeta la religiosidad social, organizada y comunitaria. Su mensaje no promueve la espiritualidad grupal o colectiva, sino la búsqueda individual, privada e íntima.

Prabhuji no hace proselitismo. A través de sus declaraciones, no intenta persuadir, convencer o inducir a nadie a cambiar su perspectiva filosófica, puntos de vista, creencias o religión. Prabhuji comparte su mensaje fraternalmente sin intención de atraer discípulos, visitantes o seguidores. Prabhuji no ofrece consejos, asesoría, guía, métodos de autoayuda ni técnicas de desarrollo físico o psicológico. Sus enseñanzas no otorgan soluciones a problemas económicos, psicológicos, amorosos, familiares, sociales o corporales. Prabhuji no promete milagros ni salvación espiritual. Solo habla de lo que le ocurre y comparte su propia experiencia a través de sus libros y videos.

Un pequeño grupo de antiguos discípulos y amigos coopera voluntariamente para preservar la visión, mensaje y legado de Prabhuji para futuras generaciones mediante la distribución de sus libros, sitios web y videos de charlas privadas impartidas al reducido grupo de discípulos monásticos en el Ashram Prabhuji.

La Misión Prabhuji no acepta visitas ni nuevos voluntarios. No se piden donaciones y no se anima a nadie a colaborar o patrocinar la misión.

Les rogamos a todos respetar su privacidad y no tratar de contactarse con él, por ningún medio, para pedir entrevistas, bendiciones, śaktipāta, iniciaciones o visitas personales.