Los diferentes yogas

Los diferentes yogas

Pregunta:

¿Cómo ve Prabhuji los diferentes senderos del yoga como bhakti, karma, jñāna, rāja, tantra, karma, kuṇḍalinī y demás?

Respuesta:

Prabhuji acepta todas las diferentes modalidades yóguicas como vías integrales del Yoga Retroprogresivo. Si deseamos preparar una deliciosa comida, necesitaremos los ingredientes correctos y la receta que explique el proceso de preparación. También se requiere tiempo e interés para llevar a cabo la tarea con éxito. De la misma manera, el Yoga Retroprogresivo combina las diferentes modalidades yóguicas de manera integral. Los sadhakas, o ‘aspirantes’, deben recibir de su maestro la combinación adecuada según su situación particular.

Shri Shri Radha-Shyamasundara Mandir

Shri Shri Radha-Shyamasundara Mandir

Pregunta:

¿Cuál es la necesidad de un templo como el Śrī Śrī Radha-Śyāmasundara Mandir en el Avadhutashram?

Respuesta:

Un templo consiste en un lugar donde seres humanos se reúnen con un espíritu desinteresado y actitud devocional para adorar a Dios. Es el sitio adecuado para la práctica del bhakti-yoga. Es un recinto capaz de elevarnos al reconocimiento de la consciencia. Ver a las deidades, orar y dejar una donación son actos piadosos que tradicionalmente se hacen al visitar un templo. Un verdadero mandir no es solo un sitio religioso, sino también espiritual. Existen muchas escuelas, colegios, institutos, universidades e instituciones educacionales. Sin embargo, los templos no solo son capaces de informarnos, sino de transformarnos.

Sitio web de Prabhuji

Sitio web de Prabhuji

Pregunta:

¿Si Prabhuji está retirado de la vida pública, por qué publican su retrato, le hacen un sitio en internet y demás?

Respuesta:

Prabhuji es nuestro maestro y el fundador de la misión. La tradición de la religión sanātana-dharma aconseja la glorificación del gurú por parte de sus discípulos. Tal como se menciona Śrīla Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura:

yasya prasādād bhagavat-prasādo
yasyāprasādān na gatiḥ kuto ’pi
dhyāyan stuvaṁs tasya yaśas tri-sandhyaṁ
vande guroḥ śrī-caraṇāravindam

“Gracias a la misericordia del maestro espiritual uno recibe la bendición de Kṛṣṇa. Sin la gracia del maestro espiritual, uno no puede avanzar. Por lo tanto, debo recordar y alabar siempre al maestro espiritual. Debo ofrecer mis respetuosas reverencias a los pies de loto de mi guru al menos tres veces al día.” (Śrī Śrī Gurvaṣṭaka, 8)

Al glorificar a nuestro maestro, solo estamos siguiendo nuestra milenaria tradición. El Śrīmad-bhāgavatam dice:

rahūgaṇaitat tapasā na yāti
na cejyayā nirvapaṇād gṛhād vā
na cchandasā naiva jalāgni-sūryair
vinā mahat-pāda-rajo-’bhiṣekam

«Mi querido rey Rahūgaṇa, solo quien tenga la oportunidad de ungir todo su cuerpo con el polvo de los pies de loto de grandes almas podrá comprender la Verdad Absoluta. La Verdad Absoluta no se puede comprender con la simple práctica de celibato (brahmacarya), ni por seguir estrictamente las reglas y regulaciones de la vida de casado, abandonar el hogar como vānaprastha, entrar en la orden de sannyāsa o someterse a severas austeridades, como mantenerse bajo el agua durante el invierno o rodearse de fuego bajo el sol abrasador del verano. Hay muchos otros procesos para comprender la Verdad Absoluta, pero la Verdad Absoluta solo se revela a quien ha obtenido la misericordia de una gran alma». (Śrīmad-bhāgavatam, 5.12.12).

El Sendero Retroprogresivo

El Sendero Retroprogresivo

El Sendero Retroprogresivo no requiere que formes parte de un grupo o seas miembro de una organización, institución, sociedad, congregación, club o comunidad exclusiva. Vivir en un templo, monasterio o āśram no es un requisito, porque no se trata de un cambio de residencia sino de consciencia. No te insta a creer, sino a dudar. No requiere que aceptes algo, sino que explores, investigues, examines, indagues y cuestiones todo. No propone ser como deberías ser, sino como eres realmente.
El Sendero Retroprogresivo apoya la libertad de expresión pero no el proselitismo. Esta ruta no promete respuestas a nuestras preguntas, pero nos induce a cuestionar nuestras respuestas. No nos promete ser lo que no somos ni lograr lo que no hemos alcanzado ya. Es un sendero retroevolutivo de autodescubrimiento que conduce desde lo que creemos ser a lo que somos en verdad. No es el único camino, ni el mejor, ni el más sencillo, ni el más directo, sino que es un proceso involutivo por excelencia que señala lo que es obvio e innegable pero que generalmente pasa desapercibido: lo sencillo, inocente y natural. Es un camino que comienza y termina en ti.

El Sendero Retroprogresivo es una revelación continua que se amplía eternamente. Profundiza en la consciencia desde una perspectiva metafísica, transcendiendo toda religión y sendero espiritual. Es el descubrimiento de la diversidad como realidad única e inclusiva. Se trata del encuentro de la consciencia consigo misma, consciente de sí misma y de su propia realidad. En realidad, este sendero es una simple invitación a danzar en el ahora, a amar el momento presente y a celebrar nuestra autenticidad. Es una propuesta incondicional a dejar de vivir como víctimas de las circunstancias para hacerlo como apasionados aventureros. Es una llamada a volver al lugar que nunca hemos abandonado, sin ofrecernos nada que no poseamos, ni enseñarnos nada que no sepamos ya. Es un llamado a una revolución interna y a entrar en el fuego de la vida que solo consume sueños, ilusiones y fantasías, pero no toca lo que somos. No nos ayuda a alcanzar nuestro objetivo deseado, sino que nos prepara para el milagro inesperado.

Esta vía fue nutrida durante una vida dedicada a buscar la Verdad. Consiste en una agradecida ofrenda a la existencia por lo recibido. Pero recuerda, no me busques a mí, sino que búscate a ti. No es a mí a quien necesitas, porque eres tú lo único que realmente importa. Esta vida es solo un maravilloso paréntesis en la eternidad para conocer y amar. Lo que anhelas yace en ti, aquí y ahora, como lo que realmente eres.

Tu bienqueriente incondicional,
Prabhuji

Guru Seva – servicio al guru

El servicio, o ‘seva’, al gurú es uno de los principios fundamentales del hinduismo. La Misión Prabhuji, siendo una iglesia hindú tradicional, practica la milenaria tradición de guru-seva, o ‘el servicio al maestro’.

A lo largo de los śrutis, smṛtis y purāṇas se glorifica el servicio del discípulo al gurú.

तद्विद्धि प्रणिपातेन परिप्रश्न‍ेन सेवया ।
उपदेक्ष्यन्ति ते ज्ञानं ज्ञानिनस्तत्त्वदर्शिनः ॥ ३४ ॥

tad viddhi praṇipātena
paripraśnena sevayā
upadekṣyanti te jñānaṃ
jñāninastattvadarśinaḥ

«Sabe que, mediante una larga postración, preguntas y servicio, los sabios que han realizado la Verdad te instruirán en (ese) conocimiento». (Bhagavad-gītā, 4.34).

Kṛṣṇa afirma en el Bhagavad-gītā que las dos condiciones para ser instruido por un maestro son preguntar y servirle. Dentro del sendero del Sanātana-dharma, el servicio al gurú (guru-seva) es considerado uno de los medios más efectivos para eliminar nuestros anarthas (la identidad constitucional propia y otros hábitos y pensamientos indeseados). El servicio al gurú disipa la ignorancia. Por la misericordia del maestro, Brahma-vidyā, o ‘la sabiduría’, se despierta en el corazón del discípulo.

Kṛṣṇa confirma a Sridama que otros aspectos de la devoción son innecesarios para el discípulo que sirve a su gurú con devoción:

नाहमिज्याप्रजातिभ्यां तपसोपशमेन वा ।
तुष्येयं सर्वभूतात्मा गुरुशुश्रूषया यथा ॥ ३४ ॥

nāham ijyā-prajātibhyāṁ
tapasopaśamena vā
tuṣyeyaṁ sarva-bhūtātmā
guru-śuśrūṣayā yathā

«Yo, el Ser Inmanente dentro de todos los seres vivos, no estoy tan complacido por los sacrificios, ni por el nacimiento exaltado, ni por las penitencias, ni por la tranquilidad de la mente, como lo estoy por el servicio prestado a un gurú por su discípulo». (Bhāgavata Purāṇa, 10.80.34).

En su comentario acerca de este verso, Śrīdhara Svāmī escribe: «No hay nadie más digno de servicio que un gurú que otorga sabiduría trascendental. Esto ya se dijo. Por lo tanto, no hay mayor deber religioso (dharma) que prestarle servicio. El versículo presente se habla para aclarar este punto. La palabra ijyā, o ‘sacrificio védico’, se refiere a los deberes de un cabeza de familia (gṛhastha-dharma). La palabra prajātiḥ, ‘nacimiento exaltado’, se refiere al nacimiento elevado en el que uno se inicia en el estudio de los Vedas mediante la aceptación del hilo sagrado (upanayana). Esta es una referencia a los deberes de un discípulo célibe (brahmacāri-dharma). Dado que estos dos (ijyā y prajāti) aparecen en un compuesto, la terminación de caso instrumental se aplica a ambos, es decir, ‘por estos dos’ (tābhyām). La palabra tapasā, ‘mediante la penitencia’, significa ‘mediante los deberes de alguien que se ha retirado al bosque’ (vanastha-dharma), y upaśamena, ‘mediante la tranquilidad de la mente’, significa ‘mediante los deberes de un asceta’ (yati-dharma). [Kṛṣṇa declara:] «Yo, Parameśvara, aunque situado [imparcialmente] como el Ser Supremo dentro de todos los seres sintientes, no estoy tan complacido con todas estas prácticas como lo estoy con el servicio rendido al gurú de uno».

नष्टप्रायेष्वभद्रेषु नित्यं भागवतसेवया ।
भगवत्युत्तमश्लोके भक्तिर्भवति नैष्ठिकी ॥ १८ ॥

naṣṭa-prāyeṣv abhadreṣu
nityaṁ bhāgavata-sevayā
bhagavaty uttama-śloke
bhaktir bhavati naiṣṭhikī

«Mediante la asistencia regular a las clases sobre el Bhāgavatam y la prestación de servicio al devoto puro, todo lo molesta al corazón se destruye casi por completo, y el servicio amoroso a Dios, que es alabado con cantos trascendentales, se establece como un hecho irrevocable». (Bhāgavata Purāṇa, 1.2.18)

Dios otorga la sabiduría al ser humano a través de su aspecto de Gurudeva. Es a través del instrumento del gurú que Kṛṣṇa protege a sus devotos. Quienes viven en la gracia del gurú, no están en Kali yuga, porque el maestro mantiene una corriente de Satya Yuga en esta presente era de hierro. La guía del maestro nos lleva a trascender el saṁsāra.