Sitio web de Prabhuji

Pregunta:

¿Si Prabhuji está retirado de la vida pública, por qué publican su retrato, le hacen un sitio en internet y demás?

Respuesta:

Prabhuji es nuestro maestro y el fundador de la misión. La tradición de la religión sanātana-dharma aconseja la glorificación del gurú por parte de sus discípulos. Tal como se menciona Śrīla Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura:

yasya prasādād bhagavat-prasādo
yasyāprasādān na gatiḥ kuto ’pi
dhyāyan stuvaṁs tasya yaśas tri-sandhyaṁ
vande guroḥ śrī-caraṇāravindam

“Gracias a la misericordia del maestro espiritual uno recibe la bendición de Kṛṣṇa. Sin la gracia del maestro espiritual, uno no puede avanzar. Por lo tanto, debo recordar y alabar siempre al maestro espiritual. Debo ofrecer mis respetuosas reverencias a los pies de loto de mi guru al menos tres veces al día.” (Śrī Śrī Gurvaṣṭaka, 8)

Al glorificar a nuestro maestro, solo estamos siguiendo nuestra milenaria tradición. El Śrīmad-bhāgavatam dice:

rahūgaṇaitat tapasā na yāti
na cejyayā nirvapaṇād gṛhād vā
na cchandasā naiva jalāgni-sūryair
vinā mahat-pāda-rajo-’bhiṣekam

«Mi querido rey Rahūgaṇa, solo quien tenga la oportunidad de ungir todo su cuerpo con el polvo de los pies de loto de grandes almas podrá comprender la Verdad Absoluta. La Verdad Absoluta no se puede comprender con la simple práctica de celibato (brahmacarya), ni por seguir estrictamente las reglas y regulaciones de la vida de casado, abandonar el hogar como vānaprastha, entrar en la orden de sannyāsa o someterse a severas austeridades, como mantenerse bajo el agua durante el invierno o rodearse de fuego bajo el sol abrasador del verano. Hay muchos otros procesos para comprender la Verdad Absoluta, pero la Verdad Absoluta solo se revela a quien ha obtenido la misericordia de una gran alma». (Śrīmad-bhāgavatam, 5.12.12).

El Sendero Retroprogresivo

El Sendero Retroprogresivo no requiere que formes parte de un grupo o seas miembro de una organización, institución, sociedad, congregación, club o comunidad exclusiva. Vivir en un templo, monasterio o āśram no es un requisito, porque no se trata de un cambio de residencia sino de consciencia. No te insta a creer, sino a dudar. No requiere que aceptes algo, sino que explores, investigues, examines, indagues y cuestiones todo. No propone ser como deberías ser, sino como eres realmente.
El Sendero Retroprogresivo apoya la libertad de expresión pero no el proselitismo. Esta ruta no promete respuestas a nuestras preguntas, pero nos induce a cuestionar nuestras respuestas. No nos promete ser lo que no somos ni lograr lo que no hemos alcanzado ya. Es un sendero retroevolutivo de autodescubrimiento que conduce desde lo que creemos ser a lo que somos en verdad. No es el único camino, ni el mejor, ni el más sencillo, ni el más directo, sino que es un proceso involutivo por excelencia que señala lo que es obvio e innegable pero que generalmente pasa desapercibido: lo sencillo, inocente y natural. Es un camino que comienza y termina en ti.

El Sendero Retroprogresivo es una revelación continua que se amplía eternamente. Profundiza en la consciencia desde una perspectiva ontológica, transcendiendo toda religión y sendero espiritual. Es el descubrimiento de la diversidad como realidad única e inclusiva. Se trata del encuentro de la consciencia consigo misma, consciente de sí misma y de su propia realidad. En realidad, este sendero es una simple invitación a danzar en el ahora, a amar el momento presente y a celebrar nuestra autenticidad. Es una propuesta incondicional a dejar de vivir como víctimas de las circunstancias para hacerlo como apasionados aventureros. Es una llamada a volver al lugar que nunca hemos abandonado, sin ofrecernos nada que no poseamos, ni enseñarnos nada que no sepamos ya. Es un llamado a una revolución interna y a entrar en el fuego de la vida que solo consume sueños, ilusiones y fantasías, pero no toca lo que somos. No nos ayuda a alcanzar nuestro objetivo deseado, sino que nos prepara para el milagro inesperado.

Esta vía fue nutrida durante una vida dedicada a buscar la Verdad. Consiste en una agradecida ofrenda a la existencia por lo recibido. Pero recuerda, no me busques a mí, sino que búscate a ti. No es a mí a quien necesitas, porque eres tú lo único que realmente importa. Esta vida es solo un maravilloso paréntesis en la eternidad para conocer y amar. Lo que anhelas yace en ti, aquí y ahora, como lo que realmente eres.

Tu bienqueriente incondicional,
Prabhuji

Conectándonos con la realidad

Conectándonos con la realidad

Cuando nuestra atención se ve arrastrada por los recuerdos, nos situamos en un pasado inexistente. Cuando enfocamos nuestra atención en nuestros sueños y esperanzas, nos direccionalizamos hacia un futuro que aún no existe. En ambos casos, nuestra conciencia toma direcciones ilusorias e inexistentes y vivimos en un sueño. La realidad, o lo que es, tiene lugar solo y únicamente en el ahora. Con el objeto de vivir en la realidad, la conciencia debe estar enfocada en el lugar y el momento presente. Al sentarnos y dirigir nuestra atención por completo hacia el sello que tenemos al frente, la estampilla está sirviendo de ancla para conectarnos a la realidad.

El hombre realmente dichoso

Un rey quería ser completamente feliz, un gran sabio le dijo: “Mire, si usted quiere ser feliz, tiene que calzarse los zapatos del hombre feliz.”

El rey mando a sus soldados por todo el reino y buscaron por todos lados.

Al cruzarse con un habitante le preguntaron:-“ ¿Es Usted feliz?”

-“Casi feliz, si encuentro novia voy a ser feliz.”

-“Entonces le falta, no es feliz.”- contestaron los soldados.

Entonces fueron a otro que ya estaba casado y le preguntaron: -“ ¿Es Usted feliz?”

-“Casi feliz, si tengo un hijo voy a ser feliz.”

Encontraron a otro y le preguntaron: -“¿Es Usted feliz,  pero realmente feliz?”

-“Feliz… feliz… feliz seré cuando cambie mi antiguo coche y caballo por unos nuevos, entonces voy a ser completamente feliz…”

Todas las personas que encontraban eran casi casi felices….Cuando me compre la casa, al siguiente millón, todo el mundo era casi feliz…

-“Sí” – contestó.

-¿Hay algo que le falta?

-“No, nada.”

-¿No quiere un cigarrillo, un cafecito?”

-“No”- contestó.

-“¿No quiere cerveza, champaña, algo de comida, alguna satisfaccion sensual?”

-“No”.

-“¿No quiere familia?”

-“No”.

-“¿No busca nada, no necesita nada?”

-“No”.

-“Entonces, es usted totalmente feliz?”

-“¡Sí! ¡Soy totalmente feliz!”

-“Entonces, ¡traiga sus zapatos!

-“No puedo, porque no tengo zapatos”- no necesito calzado… contestó el hombre realmente dichoso.

Deseo

Un joven discípulo se acercó a su maestro espiritual y ofreció sus humildes reverencias. Pasados unos momentos de respetuoso silencio dijo:

-“Amado maestro, practico japa a diario, asisto a las pujas, estudio y medito diariamente, sin embargo no ocurre nada, quisiera saber qué me hace falta para realizar a Dios.”

El anciano sabio le dijo:

-“Sígueme y te mostraré lo que te hace falta para la realización de Dios…”

Ambos se encaminaron a un río cercano y el maestro entró al agua; luego llamó a su discípulo diciéndole:

-“Ven, yo te mostraré lo que te hace falta para realizar a Dios…”

El joven discípulo entró al agua lleno de expectativas, cuando alcanzaron cierta profundidad el maestro apoyándose sobre los hombros del joven lo sumergió en el agua. El discípulo trató de deshacerse del maestro quien lo había agarrado muy fuerte manteniendo al joven discípulo bajo el agua. Pasados unos momentos que para el joven parecieron una eternidad, el maestro liberó al discípulo quien recuperó su aliento respirando profundamente. Entonces el maestro procedió a preguntar:

-“Cuando te encontrabas bajo el agua, ¿Cuál era tu deseo principal?”

A lo que el joven discípulo sin la menor vacilación respondió:

-“Sólo una cosa, respirar, sólo deseaba aire …”

El guru preguntó:

-“En esos momentos,  ¿no hubieras preferido dinero, fama, una familia, riquezas, poder, placeres, golosinas, helados, tortas o comodidades?

La respuesta del discípulo fue tajante:

-“No señor, necesitaba solo respirar, únicamente quería aire y nada más …”

Entonces el maestro espiritual dijo:

-“He ahí lo que precisas para la iluminación, cuando desees a Dios con la misma intensidad con que deseabas el aire en aquellos momentos bajo el agua, cuando Dios sea tu única aspiración día y noche le realizarás sin duda alguna.”